Resolución 34/2020

Resolución que establece la prórroga en los depósitos de los aportes al Fondo de Cese Laboral.

RESOLUCIÓN 34/2020

VISTO las Leyes 22.250 y 27.541; los Decretos N° 260/20, 297/20, 325/20, 355/20 y los Estatutos del IERIC y

CONSIDERANDO:

Que con fecha 11 de marzo de 2020, la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) declaró el brote del nuevo coronavirus como una pandemia, luego de que el número de personas infectadas por COVID-19 a nivel global llegara a 118.554 y el número de muertes a 4.281, afectando hasta ese momento a 110 países.

Que por el Decreto N° 260 del 12 de marzo de 2020 se amplió en nuestro país la emergencia pública en materia sanitaria establecida por la Ley N° 27.541, por el plazo de UN (1) año, en virtud de la pandemia declarada.

Que, en virtud de la situación epidemiológica y con el fin de proteger la salud pública, obligación indelegable del Estado, se estableció por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/20, para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él, la obligación de permanecer en ?aislamiento social, preventivo y obligatorio?, desde el día 20 de marzo hasta el día 31 de marzo del año en curso inclusive, pudiéndose prorrogar ese plazo por el tiempo que se considere necesario en atención a la evolución de la epidemia.

Que por el decreto Nº 325/20 se prorrogo hasta el 12 de abril del 2020 la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio, dispuesta por el Decreto Nº 297/2020.

Que por el decreto Nº 355/2020 se prorrogo hasta el 26 de abril de 2020 inclusive, la vigencia del decreto Nº 297/2020, el cual ya habia sido prorrogado, por el decreto 325/2020, tal como se informa en el párrafo anterior.

Que también se estableció la prohibición de desplazarse por rutas, vías y espacios públicos, con el fin de prevenir la circulación y el contagio del COVID-19 en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto, lo cual sin dudas significará una merma en la situación económica general y también en la actividad productiva, afectando en consecuencia a la industria de la construcciòn y la capacidad de las empresas que giran comercialmente dentro de ella.

Que nos encontramos ante una emergencia sanitaria que obliga al gobierno a adoptar medidas y decisiones con el objetivo de velar por la salud pública, que afectarán el consumo, la producción, la prestación de servicios y la actividad comercial, de la construcción e industrial, entre otros muchos efectos. 

Esta situación nos exige a todos extremar esfuerzos para enfrentar no solo la emergencia sanitaria, sino también la problemática económica y social que se deriva de la misma y su impacto en la economia y la continuidad de las empresas y en especial a las obligaciones que surgen de las normas vigentes, las cuales han sido dictadas en momentos distintos a los que nos toca vivir y las cuales no han considerado, al momento de su confecciòn, la situación que hoy afecta a la sociedad en su conjunto.

Que la emergencia antes aludida, con sus consecuencias económicas, torna de muy difícil cumplimiento, para una importante cantidad de empleadores de la industria de la construccion, hacer frente a sus obligaciones en los términos dispuestos por la ley 22.250, en especial aquella que deriva en el deposito en tiempo y forma del fondo de cese laboral.

Que, además, muchos empleadores de la Industria de la Construcciòn veran afectados seriamente sus ingresos por la caída de la actividad económica y la suspensión de la continuidad de las obras, en orden a lo dispuesto dentro de los decretos de aislamiento social preventivo y obligatorio, con la consecuente dificultad que esto genera para afrontar sus obligaciones en forma íntegra. 

Que la presente resoluciòn se dicta como una medida transitoria y de excepción que se encuentra enmarcada en la emergencia declarada en los decretos mencionados al inicio y en los impedimentos de cumplir con la obligación de depositar el fondo de cese laboral en la forma prevista por la ley 22.250.

Que las medidas adoptadas por la presente resoluciòn son razonables, proporcionadas con relación a la amenaza existente, y destinadas a paliar la excepcional situación que padece la industria dentro del marco de la epidemia que nos afecta y tendiente a evitar un agravamiento de la actividad constructiva que en definitiva termine produciendo un mayor deterioro en la economia de los empleadores y en la perdida de las fuentes de trabajo de los trabajadores de la construcción. 

Que, en este contexto, se implementan decisiones necesarias y urgentes, de manera temporaria y razonable, con el objeto de contener una grave situación de emergencia social que puede llevar a una importante reducciòn en las empresas constructoras activas con la consecuente perdida de los puestos de trabajo que ellas ocupan.

Que la ley 22.250 en su artículo 16 dispone que los depósitos al fondo de cese laboral se efectuaran dentro de los primeros quince días al mes siguiente a aquel en que se haya devengado la remuneración.


Que en dentro del contexto indicado precedentemente y con el fin contribuir a la sustentabilidad de la industria de la construcción y el mantenimiento de los puestos de trabajo, se entenderán como efectuados dentro del plazo previsto por el art. 16º de la ley 22.250, a los depósitos al fondo de cese laboral, correspondientes a las remuneraciones devengadas durante los meses de marzo y abril del presente año, cuando los mismos se efectúen antes del 15 de julio, para el caso de los que se correspondan con el mes de marzo y antes del 15 de agosto para los que se correspondan a los del mes de abril, en ambos casos del año 2020.


 Que asimismo corresponde establecer, en el marco de lo dispuesto por el art. 17 de la ley 22250, que en el supuesto de cese de la relación laboral o si ocurriese alguna circunstancia en virtud de la cual el trabajador tuviera el derecho a acceder al fondo de cese laboral,  el empleador, de no haberlo hecho antes, deberá depositar los aportes al mismo, correspondientes a las remuneraciones devengadas durante los meses de marzo y abril del año en curso, en la cuenta de fondo de cese laboral del trabajador, dentro de las 48 posteriores a que se hubiera producido el distracto o la finalización o extinción de la relación laboral, cualquiera fuese la causa en virtud de la cual hubiera ocurrido dicha contingencia.


Que el IERIC se encuentra facultado al dictado de la presente en su condición de órgano de aplicación de la ley 22250, de conformidad con lo dispuesto en el articulo 3º de ese cuerpo legal.


Que la norma que se dicta establece criterios objetivos para su aplicación.

Por ello, 

El Directorio del IERIC resuelve:



ARTICULO 1.- Se entenderán como efectuados dentro del plazo previsto por el art. 16º de la ley 22.250, a los depósitos al fondo de cese laboral, correspondientes a las remuneraciones devengadas durante los meses de marzo y abril del presente año, cuando los mismos se efectúen antes del 15 de julio, para el caso de los que se correspondan con el mes de marzo y antes del 15 de agosto para los que se correspondan a los del mes de abril, en ambos casos del año 2020.


ARTICULO 2.-   Lo dispuesto en el art. 1º de la presente será de aplicación exclusivamente respecto de las relaciones laborales activas. Los empleadores, en el supuesto que la relación laboral finalice por cualquier motivo, deberán depositar los aportes al FONDO DE CESE LABORAL correspondiente a las remuneraciones devengadas durante los meses de marzo de 2020 y de abril de 2020 en la cuenta del trabajador dentro de las 48 hs de ocurrido el evento, para el caso en que no lo hubieran hecho con anterioridad.


ARTICULO 3º.-  La presente resolución entrara en vigencia a partir del día de su publicación en la página oficial del IERIC.


ARTICULO 4. Regístrese, publíquese en el boletín oficial y archívese.